Entérate:
Agrupación músico danzaria fundada el 30 de diciembre de 1905. Aunque las investigaciones recientes refieren que fue en el año 1885.
Las sociedades de Tumba Francesa, han constituido un importante exponente del proceso de transculturación en tierras cubanas, debido a la inmigración de colonos franceses, administradores, negros libres y esclavos, como consecuencia de la Revolución de Haití a finales del siglo XVIII y principio del XIX. En Guantánamo existieron 12 de ellas, en la que se refiere que Antonio Maceo bailó en una de ellas.
La sociedad Santa Catalina de Riccis constituye una reliquia del folklore guantanamero y del patrimonio de origen franco-haitiano, ya que es una de las que mayor pureza ha guardado hasta nuestros días en la zona rica en folklore.
Se constituyeron como sociedades de recreo y ayuda mutua por negros y mestizos franco haitianos autodenominados “franceses” a los que se sumaron negros esclavos y libertos cubanos. Este no es solo un fenómeno musical, sino también social. En toda la zona de Guantánamo se crearon más de doce de estas sociedades de las cuales perdura la Santa Catalina de Riccis o Pompadour; esta es una de las que mayor pureza ha guardado hasta el presente y constituye un punto de contacto obligado para los que necesiten por razones de estudio o por puro gusto, observar esta casi extinguida manifestación folklórica.
La tumba francesa es una danza de salón en la cuál los bailadores intentan imitar el minuet, el rigodón y otros bailes de la corte francesa con instrumentos de origen africano. El baile consiste en tres partes diferenciadas notablemente una de otra: el masón, el yubá o babul y el frenté.
Los instrumentos musicales que se utilizan son cinco: el catá, el premier o redublé, que es el tambor más grande, el y el bulá second que son las llamadas tumbas, la tamborita y el chachás.
Las bailadoras llevan amplias y largas batas, pañuelos de colores anudados en la cabeza, collares, porta abanicos y otros accesorios sonando los chachás en sus manos. Los hombres usan pantalones y camisas blancas.
El composé es un personaje central en la fiesta; es el cantante solista, crea e improvisa los textos y dirige el canto del coro formado por las tumberas. El baile es dirigido por el mayor o mayora de plaza, quienes tienen la función de disponer todo lo relativo al orden o sucesión de los momentos o pasos de la fiesta. Escogen que pareja debe bailar tomando a la bailadora de la mano derecha y entregándola al bailador, después de dar varias vueltas y hacer reverencias de cortesía.
La música y las danzas de las tumbas francesas han llegado a constituir uno de los rasgos de la cultura de Cuba, y han influido directa o indirectamente sobre otras manifestaciones artísticas surgidas con posterioridad en nuestros medios urbanos.
La institución en su doble carácter de sociedad cultural y grupo portador de la cultura franco-haitiana, con más de 100 años de fundada, ha mantenido durante todo este tiempo una de las tradiciones más antiguas de Guantánamo, destacándose un alto grado de influencia en naturales, descendientes y otros pobladores sin vinculo con la etnia descendiente que nos posibilita decir que por esta institución han pasado más de 10 generaciones de herederos, en 1ra, 2da y 3ra generaciones para el alcance de tal grado de perdurabilidad que hoy ostenta y que en los próximos años convocará a la conmemoración de su centenario.
Pin It

Escribir un comentario

Cuando haga su comentario tenga en cuenta que:
- No debe usar palabras obscenas u ofensivas.
- Los comentarios deben estar relacionados con el tema.
- No se publicarán los comentarios que incumplan las políticas anteriores.

¿No tienes cuenta? ¡Regístrate ahora!

Entre a su cuenta